El lanzamiento del telescopio espacial James Webb está previsto para octubre del 2021. Su objetivo principal será la exploración del cosmos para descubrir la historia del universo desde el Big Bang hasta la formación de planetas, y más allá. Se centrará en cuatro áreas principales, la primera luz en el universo, el ensamblaje de galaxias en el universo temprano, el nacimiento de estrellas y el de sistemas protoplanetarios, además de los orígenes de la vida.

Después de 15 años de desarrollo y 10 mil millones de dólares, está cada vez más cerca de ponerse en órbita.

El nombre del telescopio

El telescopio lleva el nombre de James Edwin Webb, el segundo administrador de la NASA y pionero en el desarrollo de la carrera espacial en la década de 1960. Webb era conocido por dirigir el programa Apollo, que envió por primera vez astronautas a la Luna. Sin embargo, también jugó un papel decisivo en la supervisión de otros 2 programas tripulados que lo precedieron, el Mercury y el Géminis.

Webb dejó la NASA a finales de 1968 para dar paso a su sucesor, elegido por Nixon, y no pudo disfrutar del crédito al cual se había hecho acreedor. Esto fue varios meses antes de que Neil Armstrong diera «un gran salto para la humanidad» en la superficie lunar el 20 de julio de 1969. Era apropiado, entonces, que el sucesor del telescopio Hubble fuese nombrado en su honor. Gracias a sus esfuerzos, pudo vislumbrarse por primera vez el espectacular paisaje del espacio exterior. Guió al mundo entero en sus primeros viajes de exploración, convirtiendo todo aquello que se imaginaba en realidad.

Fotografía del telescopio James Webb
Fotografía del telescopio James Webb
Fuente de la imagen: NASA

Las características principales del telescopio James Webb (JWST)

Anunciado como el sucesor del Hubble, el telescopio James Webb es el observatorio espacial más grande jamás construido. Su gigantesca base de parasol mide 22 por 12 metros, aproximadamente el mismo tamaño que una cancha de tenis.

Aunque es casi el doble de grande que su antecesor, que solo mide 13 metros de largo, el JWST pesa casi la mitad, con 6,500 kg. Los espejos, chapados en oro, tienen un diámetro total de 6.5 metros, mucho más grande que la placa de 2.4 metros de diámetro del Hubble. En general, el nuevo telescopio tendrá una vista aproximadamente 15 veces más amplia que el anterior.

Usando su lente infrarroja, el observatorio examinará objetos a más de 13.6 mil millones de años luz de distancia. Debido al tiempo que le toma a la luz viajar a través del universo, esto significa que el JWST observará objetos de hace 13,600 millones de años, aproximadamente entre 100 y 250 millones de años después del Big Bang. Este es el más lejano en el tiempo jamás observado por la humanidad.

La misión del James Webb

Después de su lanzamiento al espacio, orbitará alrededor del Sol volando hasta 1.5 millones de kilómetros de la Tierra, a temperaturas que alcanzan los -223 °C. En perspectiva, la Luna está a 384,400 km de distancia, mientras que el telescopio Hubble vuela a solo 570 km sobre nuestro planeta. El JWST operará tan lejos de nuestro planeta que no podrá ser reparado por astronautas si surge alguna falla, aunque todo eso ya está previsto.

Dado que el JWST es producto de una colaboración internacional entre la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA), tiene muchos objetivos de misión.

  • Examinar la primera luz del universo y los objetos celestes que se formaron poco después del Big Bang.
  • Investigar cómo se forman y evolucionan las galaxias.
  • Estudiar las atmósferas de exoplanetas distantes.
  • Capturar imágenes de planetas en nuestro propio Sistema Solar.
  • Buscar evidencia de materia oscura.
  • Se espera inicialmente que el JWST funcione durante cinco años después de su lanzamiento. Sin embargo, la NASA espera que el observatorio dure más de 10 años.

Pese a estas ambiciosas pretensiones, el observatorio no podrá funcionar eternamente. Funciona en gran parte con energía solar, pero necesita una pequeña cantidad de combustible finito para mantener su órbita y sus instrumentos.

La órbita prevista del telescopio
La órbita prevista del telescopio
Fuente de la imagen: NASA

La puesta del telescopio en órbita

Se espera que el cohete Ariane 5 se encargue de poner al telescopio espacial James Webb en órbita el 31 de octubre de 2021 a una hora todavía por confirmar, en la Guayana Francesa.

El observatorio estaba programado originalmente para despegar en 2007, pero desde entonces ha enfrentado 16 retrasos en la planificación. Si todo sigue su curso, falta poco para poder verlo en funcionamiento y, una vez más, el mundo estará un poco más cerca del entendimiento del universo y la vida.

COMPARTIR: